La propiedad intelectual en Twitter

La propiedad intelectual en Twitter

El conocimiento, la ciencia y las ideas son resultado de la construcción colectiva de personas que han tomado ideas y las deconstruyen para generar nuevas ideas.

Creo completamente en las palabras anteriores, sin embargo mucha gente quiere pasar a la historia gracias a sus ideas y sin ánimo de extenderme en esta discusión me gustaría reflexionar sobre las medidas que Twitter ha tomado para que se respete la propiedad intelectual de nuestros “tuits”.

Con el uso masivo del Internet y en específico de Twitter, la ideas y pensamientos recorren el mundo en cuestión de segundos, sin embargo, el éxito de comunicar a tal velocidad dichas ideas mucho tiene que ver por todos aquellos que la replican. Para algunos es cuestión de dar RT (retuit) pero para otros es mejor aplicar Copy – Page (copiar y pegar); al hacer esta acción tu publicas desde tu cuenta sin dar ningún tipo de referencia de la fuente original de esas palabras que están tuiteando.

Mucha gente creativa que ha inventado tuits con miles de RT y FAV en numerosas ocasiones se han quejado de cuando otros usuarios se cuelgan de su contenido para subir sus seguidores y por ende tener mayor presencia en la red de microblogging más importante del momento; los usuarios abogan por el respeto a los derechos de autor. Hoy, Twitter te da la alternativa de “acusar” si detectas que alguien ha copiado o plagiado uno de tus mensajes en Twitter y pone a disposición el siguiente link https://support.twitter.com/forms/dmca para responder un formulario para demostrar tales acusaciones.

En caso de que en efecto Twitter respalde tu reporte, eliminará dicho tuit y penalizará a los usuarios que hicieron una copia de tu contenido sin darte el crédito correspondiente ya sea a través de un RT o de una mención. Cabe señalar que las primeras señales de plagio de un usuario simplemente se eliminará el contenido y te notificarán que has sido acusado de plagio, en caso de hacerlo en varias ocasiones Twitter irá aumentando la gravedad de la penalización.

El debate de la propiedad intelectual en Internet no es nada nuevo, hay casos insólitos donde incluso reconocidos escritores y académicos han plagiado contenidos de autores mucho más “pequeños” que publicaron sus ideas en redes sociales o blogs.

Es verdad que como generadores de contenidos tenemos el valor ético sobre citar nuestras fuentes y dar el crédito a quién fuese el dueño intelectual de dicho conocimiento, sin embargo, la mayoría de la población no ha desarrollado dicho valor ya que no lo considera importante o no ha asumido a la información como un valor.

En teoría sí tú demuestras ser la primera persona que hablo o escribió sobre un tema ya sea en medios digitales o físicos, podrías demostrar tu autoría sin tener que registrarlo frente a una institución de derechos de autor. Pero es un hecho que la gente que se dedica a pensar y a generar ideas o contenidos difícilmente publica sin tener en mente que su contenido será replicado.

En el caso de Twitter incluso se habla de eliminar las “cuentas parodia”, ya que en diversas ocasiones se han tomado como cuentas oficiales de personajes famosos que no tienen nada que ver con la publicación en dichos espacios.

La penalización de tuits robados es una forma en la que Twitter quiere responder a sus usuarios generadores de contenidos y dar mayor confianza a la posibilidad de compartir ideas innovadoras en esta importante red social; otros también lo han intentado como es el caso de YouTube quién también tiene herramientas incluso automatizadas para detectar el uso de contenidos que tienen propiedad intelectual registrada, en el caso de Facebook no tienen ningún tipo de reservas.

Sin duda seguiremos con ríos de tinta digital para debatir sobre la propiedad intelectual en Twitter y en el Internet en general, volveremos a pensar sobre los límites y alcances en la era de la información y de las redes sociales. Pero sobre todo yo invitaría a reflexionar sobre el tema como el valor de la inteligencia colectiva y la generación del conocimiento sin recaer tanto en quién dijo que, para eso hay que cambiar la manera en la que los generadores de conocimientos son recompensados pero ese es otro debate.